Kelly_Benitez_alcachofa

“Las alcachofas confitadas me resuelven muchos acompañamientos de comida”

Se llama Kelly Johanna Benítez Muñoz (Palmira, Valle, Colombia, 1982) aunque gracias a sus constantes publicaciones en Instagram muchos le conocen como Kelly Training donde comparte entrenamientos y fotografías de su alimentación desde Lanzarote, tierra a la que llegó con apenas 16 años. El saludo inicial en esa red social “Hola hermosuras” ya es un clásico para sus seguidores. Deportista nata, reconoce que una de sus pasiones es cuidar su huerto, realizar excursiones con su familia, viajar, leer y estudiar todo aquello relacionado con la salud. Sueña con ser algún día bombero y, entre tanto, nos da algunos consejos para llevar un estilo de vida saludable, nos habla de las alcachofas, la verdura de moda, que asegura que “le encantan”. Os descubrimos un poco más la vida de esta mujer incansable.

 

 

¿Cuándo surgió tu afición por el deporte y la nutrición?

La afición por el deporte surgió desde muy pequeña. Fui una niña bastante enfermiza, con problemas respiratorios, asmática y con cuadros de migrañas frecuentes. Por suerte tuve unos profesores de educación física magníficos que incentivaron mi pasión por el movimiento y desarrollar actividades deportivas diversas como el baloncesto, el voleibol, la natación, correr, andar en bicicleta, patinar, etcétera. Pronto noté que cuando practicaba deporte mi cuerpo se sentía mejor y este patrón de movimiento se hizo un hábito para mí, así que me encantaba participar en actividades de competición en el colegio. Más tarde, al llegar a Lanzarote, con 19 años, por casualidad hice unas pruebas para entrar en un club de atletismo y aún sigo practicando este deporte federada con el Club de Atletismo Tenerife Caja Canarias. Mi interés por la nutrición se hizo más relevante al venir a España, aunque había mejorado mucho mi salud con el deporte, aún seguía teniendo problemas respiratorios, pero menos frecuentes, y episodios de molestias gástricas con dolores de cabeza. Eso me hizo investigar cómo impacta la nutrición en nuestra salud y en los procesos de regeneración y fui adaptando toda esa información a través de mi experiencia vivencial. Noté que con algunas modificaciones en mi nutrición, todos esos episodios de inflamación fueron siendo cada vez menos frecuentes y esto me dio aún más motivación para seguir investigando qué nutrientes absorbe mejor o no mi cuerpo. La salud y la nutrición son temas fascinantes y me encanta poder acceder a esta información pero sobre todo ponerla en práctica y comprobar de primera mano que si aplicamos patrones de movimiento y nutrición que se adapten a nuestras necesidades, nuestro organismo lo agradece enormemente.

 

 En 2018 te proclamaste en Málaga campeona del mundo W35 en la modalidad de 400 metros lisos. ¿Qué supuso en tu carrera profesional?

Fue una experiencia fantástica sobre todo porque soy muy extrovertida y me encanta estar en contacto con la gente, el conocer a tantas personas de diferentes países, que aún siguen conservando una forma física excepcional, hace que me apoye aún más en el que el trabajo mental, nutricional y de movimiento es fundamentales para mantenernos saludables.

 

En tu web ofreces “asesoramiento deportivo”. ¿Qué engloba ese trabajo?

Actualmente todos mis programas son online. Establezco el primer contacto con las personas a través de un cuestionario sobre salud que me permite ver de una forma global cómo puedo ayudar a esa persona en concreto. De esta manera le ofrezco los servicios que se adapten a sus necesidades, considerando siempre muy importante abordar cualquier mejora en tu salud o en tu rendimiento a través de tres factores: mental, nutrición y entrenamiento. Además creo que en ese orden. Algunas personas necesitan hacer cambios en algún factor o en todos pero eso dependerá de la anamnesis que tenga de la persona.

 

Eres una firme defensora de seguir un estilo de vida saludable. ¿Qué aporta a la salud de las personas?

Mi experiencia de vida me hace pensar que cuando creamos una adherencia a un estilo de vida saludable nos emancipamos de la necesidad constante de depender de otras personas que nos digan cómo debemos sentirnos, qué debemos comer, cómo debemos movernos. Es normal que en nuestra vida tengamos interacción con personas y procesos  tóxicos y negativos, pero el saber y sobre todo vivir en salud hace que seas más consciente de tus elecciones y reconocer que podemos hacer las cosas cada vez mejor confiando en la sabiduría de nuestro propio cuerpo y, sobre todo, conectando con el instinto natural para crear salud con la que nacemos todas las personas.

Cuando sabes cómo te sientes y tu responsabilidad en relación a tu salud es mucho más fácil aplicar soluciones. Cuando por diferentes motivos no nos encontramos bien, es frecuente que como seres humanos, tengamos episodios en que nuestra salud pueda resentirse, aún haciendo “todo lo correcto”. En este sentido es una forma de aportar salud individual y como comunidad, es mucho más fácil seguir el plan de un facultativo o profesional de la salud que hará que con sus recomendaciones y la responsabilidad de involucrarse en nuestros propios procesos de recuperación se vuelva rápidamente al equilibrio.

 

¿Qué pautas básicas debemos seguir para alcanzar ese estilo de vida?

Para mí lo fundamental ha sido siempre aplicar el sentido común y no obsesionarse con nada o llevar patrones nutricionales dependiendo de la última dieta famosa o de los alimentos más ‘bio’ del mercado. Llevar un estilo de vida saludable requiere también equivocarse, adaptarse, ser flexible, reajustar constantemente. Lo digo en el sentido literal porque no es sólo decir llevo un estilo de vida saludable, es poder decir que tienes establecido un punto de equilibrio para ti y tu entorno inmediato. No somos ermitaños que viven en una montaña, comen lo que ellos mismos cultivan y que sólo se dedican a la meditación y a la contemplación de la naturaleza. La realidad es bien distinta, nos dedicamos a trabajar en general en ambientes con presión, estamos constantemente expuestos a contaminación ambiental, visual, ruidos… Somos seres sociales y comemos en entornos familiares que no necesariamente tienen la mismas pautas de nutrición que tu llevas, o tu familia no se siente cómoda con los sabores, texturas y alimentos que te gustan a ti. No todas las personas disponen del tiempo que quisieran para dedicarlo a sus entrenamientos. Por eso es importante adaptar muchas de las cosas a tu cotidianidad siempre intentando mediar. No sirve de nada que una persona incorpore en su nutrición los alimentos más ecológicos del mercado si esto le genera un estrés y se obsesiona cada vez que no puede comerlos, o que una persona incluya patrones de movimiento obsesivos para descargar ese estrés del trabajo y no se tome en serio las pautas de descanso. Podría seguir dando ejemplos pero creo que todo en la vida requiere tener afinado el sentido común.

 

Has creado el programa de entrenamiento ‘The Simply Mode’ que combina “mentalidad, nutrición y entrenamiento”. En general, ¿consideras que la población es ajena a los beneficios que aporta cumplir con esas tres facetas?

El programa de entrenamiento está creado para mujeres emprendedoras, que tienen muy poco tiempo y que por este motivo es habitual que descuiden su salud. A través de este programa se facilitan herramientas prácticas, sencillas y efectivas que les ayudan a elevar su nivel de energía para sacar un mayor rendimiento y que puedan dedicarlo para sacar adelante sus proyectos a la vez que cuidan de su salud. Ahora es más frecuente que la gente sea más consciente de introducir todos esos factores en la ecuación pero sigue siendo habitual que se descuide la parte mental y que las personas aún vivan en una constante lucha de auto sabotaje contra su propia salud. Esto requiere acercarnos a nuestra parte mental de una forma eficiente que nos permita abordar situaciones desde diversas perspectivas siempre escogiendo lo que es mejor para nosotros. Dicho de otra manera, en el porcentaje que sea menos perjudicial. Pero como todo se requiere implicación y continuidad. No sólo basta con estar motivado mentalmente, eso le pasa a mucha gente cada vez que se siente mal, con la típica frase de “el lunes empiezo o mañana empiezo” y se imaginan que van a por todas, pero la realidad es bien distinta porque no es sólo quererlo, es conectarse con ese “quiero hacerlo” y acercarse a ese proceso de cambio con curiosidad, sin establecer tantas expectativas, ir paso a paso, acompañándose en todo momento y siendo compasivos cuando nuestras expectativas no van acorde con la realidad.

 

Ayudas a mujeres a conseguir cambios físicos duraderos. ¿Qué es lo primero que les propones cuando contactan contigo?

Soy una enamorada de las mujeres, me encantan, somos fascinantes en todos los aspectos. Mi principal misión cuando una mujer se acerca a mí es hacerle sentirse segura en cuanto a su cuerpo. En los tiempos que corren, como mujeres, aún seguimos reclamando seguridad del exterior y olvidamos que si seguimos sintiéndonos inseguras habitando en nuestros propios cuerpos realmente nunca se producirá un proceso de cambio real en nosotras y por consiguiente en nuestra comunidad. Conseguir cambios estéticos es solo parte del proceso pero no es sólo eso. De entrada, que tengas un vehículo extraordinario como es tu propio cuerpo, es una experiencia maravillosa y es perfecto tal y como es. Para mi es necesario inculcar esta visión que es la que hace que como persona te impliques con tu objetivo y el proceso que eso conlleva de una manera más real y auténtica, pues de esta forma no estás constantemente enviando mensajes a tu cerebro de que estás en situación de peligro porque siempre estás conectada con la ansiedad de demostrar algo, de valorar tu persona en función de lo que marca una balanza… Para mi lograr un grado de aprendizaje corporal que te permita saber quién eres respecto a tu salud es uno de los procesos que más disfruto cuando una mujer alcanza sus objetivos y estos se estabilizan a lo largo del tiempo.

 

En Instagram, donde eres muy activa, hablas del programa #Masporti. ¿En qué consiste?

Es un programa de entrenamiento en el que están implícitos los tres pilares básicos: mentalidad, nutrición y entrenamiento. Esto se aplicará de forma práctica pero además aprenderás con lecciones sobre estas tres variables para que puedas incorporarlas a tu forma de ser y tu cotidianidad de una forma más eficiente. Es online, insisto, y a través de mini píldoras informativas se explican conceptos básicos de mentalidad, nutrición y entrenamiento que se irán entregando conforme vas avanzando en el programa que tiene una duración de tres meses.

 

¿Cuántas horas al día practicas deporte y con qué intensidad?

Esto depende de en qué momento del año me encuentre. A nivel deportivo hace años que sólo compito en los campeonatos de verano, así que mi pretemporada es más bien suave y mi entrenador me deja libre albedrío. Desde finales de octubre hasta inicios de febrero, mi entrenamiento es multidisciplinar: incluye rodajes largos, cortos con cambios de ritmo, en superficies diversas con más tendencia a las blandas, césped, playa, caminos de tierra… y progresivamente otras superficies como asfalto, baldosas y tartán. Hacemos trabajos de fuerza en el gimnasio dos veces por semana, pliometría y por libre me deja incorporar mis sesiones de calistenia, patinaje, natación, siempre con estiramientos e hipopresivos. Ya para la temporada estamos con trabajos más específicos y cronometrados con tiempos de descanso exigentes entre series, series de calidad, detalles técnicos. Mis sesiones habitualmente duran una media de una hora y media como máximo, incluyendo el calentamiento. Las intensidades son variables pero como he comentado dependen de la temporada. En pretemporada es más bien mantener la forma física y se trabaja a intensidades variables, en la temporada de competición es más intenso, más corto y de más calidad.

 

¿Qué consejos le darías a quienes quieran pasar de una vida sedentaria a una activa ahora que se acerca el buen tiempo?

Pues precisamente ya que mencionas que viene el buen tiempo es una opción genial, tenemos más horas de luz, así que podrán disfrutar de actividad física temprano por la mañana o por la tarde cuando aún hay luz pero no tan intensa, de esta forma es más fácil incorporar una nueva pauta en tus biorritmos. Les aconsejaría: levantarse temprano y hacer tres respiraciones profundas por la nariz según se levantan de la cama; prepararse y dar un paseo de treinta minutos de la siguiente forma: cinco minutos para entrar en calor y llevarse dos botellas de agua pequeña en la mano y hacer los siguientes 25 minutos con cambios de ritmo de un minuto lento y un minuto de paso rápido; darse una ducha, alternando la temperatura del agua, terminando con agua fría desde la nuca hacia abajo; desayunar, a mí me encanta por ejemplo el batido de bebida vegetal con plátano de Canarias, un puñado de almendras (remojadas previamente la noche anterior), un dátil y tostadas de pan de semillas, untarle un ajito, aceite de oliva,  aguacate machacado y semillas de calabaza, lino y chía trituradas. Si su trabajo requiere estar sentado durante mucho tiempo, establecer pausas de descanso de cinco minutos cada hora con algún estiramiento o reajustar la postura, descargarse una aplicación que recuerde que hay que beber agua y no tomar más de dos tazas de café al día. Llevar el almuerzo preparado desde casa, obvio con una opción saludable; llevar tentempiés saludables como fruta o frutos secos y si nos cuesta beber agua intentar incluir alguna infusión. Al llegar a casa intentar hacer alguna actividad que nos desconecte del trabajo, cómo pasear a una mascota, cuidar del jardín y si es posible otra caminata. Cenar temprano, desconectar de los dispositivos electrónicos al menos dos horas antes de ir a la cama y hacer una rutina de estiramientos básicos y relajantes una hora antes de ir a dormir.

 

¿Qué productos nunca faltan en tu despensa?

Siempre me ha fascinado el campo y plantar. Tengo un pequeño huerto en casa y no faltan las calabazas, los tomates, los pimientos y mis frutas preferidas el maracuyá y las pitayas además de albahaca, perejil y cilantro. En mi despensa siempre hay frutos secos y semillas, cacao cien por cien en polvo, infusiones, verduras fermentadas, verduras y bebidas vegetales.

 

Lógicamente no podemos pasar sin preguntarte por las alcachofas. ¿Te gustan?

¡Me encantan! Una de las cosas que me gusta hacer el fin de semana es dejar preparadas las alcachofas confitadas que me resuelven muchos acompañamientos de comida, las pongo en aceite de oliva, vino de Jerez o vino malvasía de Lanzarote, con una cabeza de ajo pelada, con pimienta negra molida, sal de azafrán o de comino y se quedan en el fuego bajito durante aproximadamente cinco horas. Pasado ese tiempo las pincho y si están como mantequilla es que están listas, una vez listas las pongo en recipientes de cristal y las guardo, cuando nos las comemos el aceite sobrante lo uso para las tostadas. ¡Están brutales!

 

¿Algún otro plato favorito con ellas como ingrediente principal?

La alcachofa es tan rica, tengo tantos platos favoritos con ella, mi marido hace una paella deliciosa de costillas y conejo, con garrofo y alcachofas. También me encanta mi receta de judías blancas, con bacalao, almejas y alcachofas. Y las que hago confitadas se las pongo a las tostadas, a las ensaladas o de acompañamiento.

 

Colaboras activamente con AKARA, una marca creada para cambiar la vida de los niños con problemas de salud en África. Háblanos un poco de este proyecto

Colaboro con la marca ¡a través de mi perfil deportivo ya que sus prendas son solidarias. Por la compra de un conjunto deportivo la marca dona un porcentaje al proyecto África plástica, eso se traduce en una consulta médica para un niño en Guinea Ecuatorial de donde es el fundador Wilfredo Asumu, que por propia experiencia sabe lo que es no disponer de la atención médica básica. Pueden acceder a toda la información detallada del proyecto en la web oficial www.akarasocial.com.

 

Vamos con unas preguntas cortas.

 

Un lugar para vivir.

Mí querida Lanzarote.

 

Un plato preferido.

Soy muy comilona, me gusta todo. Es difícil elegir.

 

Un deseo por cumplir.

Ser bombera.

 

El momento del día favorito.

Cuando salgo a correr por cualquier camino perdido.

 

Muchísimas gracias por tu tiempo.

A vosotros. Ha sido un placer.

 

Entrevista realizada mediante cuestionario por escrito. Desde la asociación sin ánimo de lucro Alcachofa de España agradecemos a Kelly la atención prestada. La fotografía que ilustra el artículo ha sido facilitada para esta ocasión por la entrevistada.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies