Luis_Aguilar_Albacete_alcachofas

“Las alcachofas son muy aconsejables si queremos tener un estilo de vida saludable”

Luis Aguilar (Albacete, 1989) es licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y graduado en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad de Valencia. Miembro del equipo permanente de la ‘Red de Nutrición Basada en la Evidencia’ desde 2017, a pesar de su juventud tiene una amplia experiencia como docente, entrenador personal y preparador físico y además es autor de varios libros, el último ‘Hábitos Saludables’. En esta entrevista nos desvela algunos de los hábitos que debemos seguir para conseguir un estilo de vida saludable, nos desvela qué le empujó a empezar a seguir una dieta basada en vegetales y habla maravillas de la verdura de moda: las alcachofas.

 

Nutricionista en una consulta privada, entrenador personal, divulgador científico y autor de libros como ‘Hábitos saludables. Los hábitos que más influyen en tu salud’. ¿De dónde saca tiempo para todo?

La verdad es que el tiempo que tenemos al día es el mismo para todos. Y no es que tenga unos hábitos organizativos extraordinarios, pero sí que es cierto que tengo mis valores y prioridades bastante claras. Y laboralmente, ahora estoy muy centrado en la divulgación a través de la nueva colección de ensayo y tengo la suerte de que me puedo permitir compaginarlo con mis otras pasiones como son la consulta de nutrición y el entrenamiento personal.

 

¿Qué perfil de pacientes atiende en su consulta?

Pues la mayoría buscan la pérdida de peso, y muy ligado a eso, buscan objetivos de salud, mejorar su relación con la comida, sus hábitos alimentarios, y adquirir una dieta saludable. Este fue uno de los motivos que me empujó a escribir `Hábitos saludables´. También vienen deportistas y atletas que buscan mejorar su composición corporal y, por tanto, su rendimiento deportivo.

 

¿Qué importancia tiene la alimentación en la salud de una persona?

La mayoría de nosotros realizamos al menos cuatro ingestas al día por lo que el contenido y la cantidad de la alimentación es un factor determinante, muy importante, en la salud. Tanto o más como pueda ser la actividad física, otros aspectos relacionados con nuestra salud mental o evitar venenos conocidos como el tabaco y el alcohol. Basar nuestra alimentación en vegetales y alimentos saludables, como las legumbres, los frutos secos, los cereales, las frutas, las verduras y las hortalizas, y reducir aquellos alimentos insanos como los ultraprocesados, los dulces y la bollería, los embutidos y las carnes procesadas en particular, además de las carnes rojas y las carnes en general, así como el alcohol, son las bases de una alimentación saludable a nivel cualitativo.

 

¿Se puede tener un estilo de vida saludable cuidando únicamente la alimentación o es necesario compaginarlo con actividad física?

La salud es un concepto multifactorial. No deberíamos centrarnos solamente en un aspecto de nuestra salud, ya sea la alimentación, el ejercicio o evitar el tabaco, por ejemplo. Hay otros factores que debemos tener en cuenta si queremos gozar de un buen estado de salud. Por supuesto, la actividad física y el ejercicio físico, son pilares fundamentales de la salud, al igual que lo es la alimentación. Tampoco debemos descuidar las relaciones sociales ni nuestra salud mental, evitar tóxicos y otras drogas, tanto de consumo directo, como otras exposiciones, como las ambientales. Otros planos de la salud, como pueda ser satisfacer nuestras inquietudes y necesidades, y realizarnos plenamente como personas, también son claves. No debemos dedicarnos únicamente a sobrevivir, ni a subsistir sino a vivir en el pleno y deseable sentido de la palabra.

 

En general, ¿considera que en nuestro país seguimos unos hábitos de vida saludable?

Me considero una persona optimista, pero la realidad es que no podemos decir que la sociedad española sea una sociedad saludable. Seguimos teniendo datos preocupantes de sedentarismo e inactividad física, sobre todo en jóvenes, que acarrean los peores datos de obesidad infantil de nuestra historia, y les augura muy malos pronósticos de salud en un futuro: dolores, más posibilidades de hipertensión y enfermedades crónicas no transmisibles relacionadas con la obesidad, etcétera. La alimentación también tiene mucho que desear. La obesidad no es un problema sencillo, pero en muchos casos el trasfondo, especialmente si lo analizamos en clave sociológica, es un ambiente obesogénico -que facilita y promueve la obesidad- a través de muchos mecanismos de acción, es decir, sedentarismo, oferta de productos insanos e hipercalóricos, publicidad o productos milagro que prometen cualquier cosa sin esfuerzo y encima culpabilizan al individuo y le atribuyen una carga todavía más pesada de la que acarrea la propia enfermedad, como puede ser el estigma social. Y eso sin citar otros hábitos de consumo materialista, que no solamente nos están conduciendo a un colapso medioambiental sin parangón en la historia y cuyo impacto está en detrimento también de nuestra salud. En el plano psicológico se da la paradoja de que a más consumo, menos salud. A más consumo, más sentimiento de frustración y falta de realización personal. Debemos replantearnos muchas cosas, y una de ellas ineludible, es que los recursos naturales no se pueden medir en términos económicos, sino ambientales. Y que el agua, el aire, los bosques, la falta de contaminación y la biodiversidad tienen mucho más valor que cualquier número y cualquier divisa de cualquier mercado capitalista.

 

Hace unos meses publicó el libro ‘Hábitos saludables. Los hábitos que más influyen en tu salud’. ¿Qué encontramos en esas páginas?

Es un libro que pretende que seamos más conscientes de nuestros hábitos para que tengamos más posibilidades de cambiarlos y asimilar hábitos más saludables todavía alineados con nuestros valores y nuestras circunstancias personales para que, a fin de cuentas, nuestro estilo de vida sea todo lo saludable que deseemos.

 

Es el primero de una colección de ensayo. ¿Nos puede adelantar algo del proyecto?

La colección LAS Salud, es una colección de ensayo que pretende acoger reflexiones e inquietudes de temas de actualidad relacionados con la salud y el medio ambiente. Así, pretende recoger libros sobre actividad física, alimentación y nutrición, ecología y otros temas salutíferos que tengan cabida en forma de ensayo y vayan dirigidos al público general. Próximamente, esperamos publicar el segundo título, ‘El ensayo divulgativo en Ciencias de la Salud’, en el que hablaremos de este tipo de ensayos que busca la colección, eminentemente críticos, y que se aproximen también al lenguaje de la ciencia y la investigación basada en la evidencia. El objetivo es empoderar al lector y que pueda realizar sus decisiones sobre salud de manera reflexiva e informada. Actualmente aceptamos propuestas y manuscritos originales.

 

¿Qué opinión le merecen las alcachofas?

Pues como todos los vegetales, son alimentos saludables y que, por lo tanto, deberían estar en nuestra dieta. Desde el punto de vista nutricional, podemos decir que son un alimento saludable, que aporta unas 50 kilocalorías por cada cien gramos, y son ricas en fibra (5,4 gramos por cien gramos), agua y vitaminas hidrosolubles, como otros muchos vegetales, por lo que las hace interesantes para mantener un peso saludable, y se relaciona con otros muchos beneficios de salud: previenen la hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares. Por lo que tanto las alcachofas, como otras frutas y verduras, son muy aconsejables si queremos mantener un estilo de vida saludable.

 

¿Recomienda su consumo?

Por supuesto, pero no solamente el consumo de alcachofas, sino de todas las frutas y verduras en general. Las recomendaciones mínimas para estos grupos de alimentos, frutas y verduras, recordamos que está en cinco raciones al día. Y si superamos esta cantidad, gozaremos de más beneficios de salud, pues son alimentos muy nutritivos, y que además se relacionan de manera inversa con la obesidad y otras enfermedades.

 

¿Y a quienes practiquen deporte con asiduidad?

También son aptas y recomendables para deportistas. En general, y como ningún alimento es imprescindible ya que podemos recurrir a otros para conseguir sus nutrientes, se recomienda consumir aquellos que más nos gusten, eso sí, siempre que sean saludables, pues van a facilitar la adhesión a la pauta dietética, a la asimilación de hábitos alimentarios saludables. Pero en ocasiones, con algunas verduras, la aversión está infundada o recuerda a episodios negativos en la infancia, por lo que animamos a la gente a probar nuevas formas y recetas a base de verduras y hortalizas como puedan ser las alcachofas, la berenjena, el calabacín, y un amplio y saludable etcétera.

 

¿Cómo es su dieta habitual?

Pues a raíz de la publicación del libro mi dieta ha cambiado bastante a nivel cualitativo. Antes no consumía muchos alimentos de origen animal, pero sí que tomaba pescado una o dos veces a la semana. Actualmente me puedo considerar ovolacteo-vegetariano, consumo huevo y lácteos, pero ni carne ni pescado. Y podría decir que en esta decisión han sido importantes tanto valores de salud, evidentemente, como motivos medioambientales y éticos. Estos últimos, han sido los que más han contribuido a declinar la balanza hacia una dieta basada en vegetales.

 

¿Cocina en casa?

Sí, me gusta bastante, y suelo cocinar con frecuencia aunque también tengo la suerte de que mi tío es cocinero, por lo que le suelo conceder frecuentemente el mérito de los halagos culinarios, y el placer por realizarse cocinando y deleitarnos con sus recetas así como el reto de profundizar en la comida vegana y vegetariana. A la hora de hacer la compra apuesto por pequeños comercios, como fruterías de barrio y panaderías, que cuando me ven intuyen que quiero ese pan integral.

 

¿Un deseo para este 2021?

Pues me gustaría que despertáramos, y dejáramos de consumir y contaminar al ritmo que lo hacemos. Que fuéramos más responsables y ejemplares en cada minúsculo hábito diario y que podamos dejar a nuestros nietos un planeta exuberante y lleno de vida y biodiversidad tal y como nos lo encontramos; y no contaminado, antropo-calentado, y devastado, que es el camino que lamentablemente, llevamos.

 

Muchísimas gracias por todo.

Igualmente, ha sido un placer. ¡Y gracias a vosotros por seguir promoviendo alimentos saludables!

 

 

Entrevista realizada mediante cuestionario por escrito. Desde la asociación sin ánimo de lucro Alcachofa de España agradecemos a Luis la atención prestada. La fotografía que ilustra el artículo ha sido facilitada para esta ocasión por el entrevistado.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies