Alcachofas contra la diabetes

Verduras como la alcachofa que conviene introducir en una dieta para diabéticos

Una de las recomendaciones que suelen hacer los nutricionistas de manera más frecuente es que la dieta ha de contener siempre importantes cantidades de verduras. Más aún: si ya consumimos verdura de manera regular, no está de más aumentar la cantidad. Esto ayuda a mantener la figura y, sobre todo, a conservar la salud, pues el grupo de las verduras es el que más proporción de ‘superalimentos’ tiene.

En ese sentido, la prevención o control de enfermedades como la diabetes, en la que centramos este texto, suele exigir el consumo de verduras similares a las que exponemos a continuación: 

 

Alcachofa: Diversos estudios médicos han demostrado la existencia de componentes en la alcachofa que ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en sangre y, por lo tanto, a prevenir y a combatir la diabetes, debido a que la mayoría de los carbohidratos de este producto se encuentran en forma de inulina, un polisacárido que cumple una función importantísima para las personas que padecen esta enfermedad. 

 

Pero no es la única propiedad de este ‘superalimento’ claro, pues esta verdura nutre de vitaminas A, B, C y E, minerales como el potasio, el calcio, el magnesio y el fósforo, hidratos de carbono, cinarósidos y flavonoides, de eficaz acción antiinflamatoria, y cinarina, sustancia que estimula la secreción biliar.

 

Espárrago: 5 gramos de esta verdura solo 27 calorías, por lo que los espárragos ayudan a controlar los índices de glucosa en sangre manteniendo de ese modo los niveles estables. Luego, independientemente de su bajo índice calórico, los espárragos son aliados para los diabéticos porque aportan grandes cantidades de vitamina A y K. 

 

A la hora de comer los espárragos, hemos de tener en cuenta que el tallo fino es tierno y que hemos de elegirlos siempre optando por los más brillantes, pues serán los que aporten un mayor sabor y nutrientes. 

 

Brócoli: El consumo de brócoli aporta fibra y hierro, pero también está compuesto de vitamina A, beneficiosa para la visión y el sistema inmunitario, y de vitaminas C y K. En lo que respecta a los diabéticos, una investigación publicada en la revista Science Translational Medicine ha revelado que el brócoli podría ayudar a frenar el tipo 2 de esta enfermedad. La clave estaría en el sulforafano, un compuesto natural que se encuentra en los brotes de esta planta y que inhibiría la producción de glucosa en células cultivadas y mejoraría la tolerancia a la glucosa en roedores con dietas altas en grasa o fructosa alta.

 

Pepino: Es buena idea introducir los pepinos en la dieta de los veganos porque carecen de hidratos y contiene beta-sitosterol, el cual tiene propiedades antiinflamatorias y favorece las defensas. 

 

Además, gracias a ese bajo aporte calórico como consecuencia de la carencia de hidratos, este alimento suele ser muy recomendable en dietas de adelgazamiento para mantener la figura.

 

Tomate: Es un ‘superalimento’ que suma en la dieta de los diabéticos. Siguiendo la línea de los alimentos anteriores, éste es también bajo en calorías y además suministra una gran cantidad de potasio y de vitamina A y C. Asimismo, otro de los nutrientes importantes en este producto tan característico de las distintas huertas españolas son los licopenos –le dan el color–, pues estos contienen poderes antioxidantes que protegen contra enfermedades cardíacas y el cáncer.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies