fsm4JiZSO39X-BNgVI3iBc1bijaB3l-hQ-qPAQDbdRE1E91ze8AB3X2ett8sxH0Quvd9Pww1254-h650

Diciembre, el mes de las alcachofas

Diciembre es un mes estupendo para la alcachofa. 31 días en los que esta rica verdura cobra un especial protagonismo en toda la geografía española. En unas zonas porque se cultiva y en el resto, además, porque se consume mucho.

 

Gracias a la bajada de las temperaturas y al tipo de suelo de algunas áreas del país como Murcia, Granada, Almería o Navarra, las plantaciones de alcachoferas están dando sus mejores frutos a partir de este mes.

 

Porque esta hortaliza necesita de un clima frío para desarrollarse, aunque no intenso. Además, exige abundante agua, pero sin excederse en humedad ambiental, ya que no soporta el encharcamiento de las raíces. Todo ello convierte a las zonas templadas del Mediterráneo (y algunas elevadas de otras partes como Tudela) en perfectas para su cultivo.

 

Por otro, para brotar sanamente, deben contar con suelos sanos, aireados en profundidad y muy ricos en materia orgánica y en humus, que sean abonados con estiércol o compost (maduro ya en la fase de producción).

 

Una vez recogido, procesado y distribuido es un producto que alegra las mesas en estos días en los que el frío hace peligrar nuestra salud. El tomar platos con alcachofa bien calientes como los que permiten los asados, cremas y pucheros viene bien no solo para aumentar nuestra temperatura corporal, sino también para prevenir enfermedades típicas del invierno como la gripe, la bronquitis o la neumonía.

 

De hecho, esta verdura ayuda a mantener nuestras mucosas sanas y, ligeramente hervida, constituye un tónico para los pulmones y un gran alivio para enfermedades como la mencionada neumonía.

 

Además, con la proximidad de las Navidades puede convertirse en el alimento ideal para varios de nuestros platos de fiesta, en guarnición o como alimento principal en recetas tradicionales como guisos de marisco, salsas o perolas. Además, gracias a su poder depurativo, son estupendas para limpiar el organismo entre comilona y comilona.

 

Características del cultivo y la versatilidad gastronómica de la alcachofa que la hacen imprescindible en estos fríos días de diciembre y en la proximidad de las festividades.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies