Beneficios


La alcachofa es una de las plantas más versátiles que existen. El mejor aliado cuando quieres seguir una dieta equilibrada. Sus propiedades y beneficios son indispensables para mantenerse sano y perder esos kilos de más.


separador-benefit-top

cinarina-icon

La cinarina, la gran protagonista

Si por algo es conocida y admirada la alcachofa es por la cinarina, uno de los compuestos activos más importantes de esta hortaliza. Se trata del ácido 1,3-O-dicafeilquínico, un componente muy beneficioso para el organismo por sus propiedades coleréticas y colagogas. Ambas funciones evitan la acumulación de grasa en el hígado, previenen la formación de piedras en la vesícula biliar, regulan la formación del colesterol y favorecen la eliminación de orina.


separador-benefit-bottom
separador-benefit-top

corazon-vivo-icon

Tu corazón más vivo que nunca

Esta hortaliza es también un imprescindible para reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Se trata de una verdura que, además de no contener grasas saturadas, favorece la reducción de los niveles de colesterol en sangre gracias a los compuestos de tipo fenólico que contiene. El ácido cafeico y sus derivados cafeilquínicos presentes en la alcachofa, estimulan la formación y eliminación de bilis facilitando la digestión de las grasas que provienen de los alimentos aceitosos, frituras y demás, evitando su acumulación en las arterias y otras partes del cuerpo. Por lo tanto, la alcachofa no sólo ayuda a reducir problemas coronarios, sino que puede contribuir al mantenimiento de un peso adecuado.


separador-benefit-bottom
separador-benefit-top

en-forma-icon

Siempre en forma

Además, la alcachofa es rica en fibra y proteínas, ayudando así al mantenimiento de los músculos y al funcionamiento regular del intestino. Además, la fibra no aporta calorías y causa sensación de saciedad. Es por esto que es un alimento muy aconsejable para la pérdida de peso.


separador-benefit-bottom
separador-benefit-top

presion-icon

Tu presión arterial, a raya

Y por si fuera poco, es fuente de potasio, un mineral que junto con el sodio participa en los procesos de regulación del volumen celular, contribuyendo a mantener la presión arterial en niveles normales, y vitamina K, que contribuye a una coagulación sanguínea normal.

 

La alcachofa también contiene inulina, una fibra soluble que ayuda a prevenir y combatir la diabetes estabilizando los niveles de azúcar en la sangre, además de otras vitaminas como la vitamina E, niacina, ácido pantoténico, vitamina B-6, y en mayor proporción la vitamina C.


separador-benefit-bottom

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR