Entrevista a Lucía Martínez, nutricionista y autora del blog Dime qué comes

“No es posible una alimentación saludable sin verduras”

“Eso es lo que espero conseguir aquí: que cada vez seamos más conscientes de las implicaciones que tiene lo que nos llevamos a la boca”. La declaración de intenciones de Lucía Martínez, dietista-nutricionista, en la presentación de su blog Dime qué comes indica el contenido que podemos encontrar en cada una de sus publicaciones. “Quiero alimentos saludables y adecuados, poco procesados, de temporada, de proximidad, sin envases innecesarios. Que se hayan obtenido de manera sostenible y justa, sin explotación. Y además, quiero que haya para todos”.

Acaba de publicar su segundo libro, Vegetarianos con-ciencia, tras el éxito de Cocina Vegana. Charlamos con ella para compartir la evolución actual de la alimentación:

.- ¿Por qué nos cuesta tanto alimentarnos de forma saludable todos los días?
Información nos sobra. Hay exceso de información, mucha de la que tenemos es errónea o alimenta mitos habituales. Es difícil que el ciudadano de a pie diferencie entre información buena o mala, se mezclan intereses de la industria y el marketing, que tiene un gran poder para llegar al ciudadano más que otra información saludable. El 90% de los alimentos del súper son insanos.
.- Hoy en día hay que leer hasta la etiqueta del pan para asegurarnos de que lo que estamos comiendo, ¿cómo hemos llegado hasta este punto?
Cada vez vamos más al alimento procesado que al alimento natural. En un tomate o de un paquete de garbanzos no tenemos que mirar la etiqueta. A los fabricantes les interesa que el productos sea barato, que se conserve mucho tiempo y que esté rico. Exceso de azíucar, de sal, grasas de mala calidad y refinados inundan los productos. Hay que leer todos los detalles.
.- En tu blog mencionas alguna vez lo que dice el carro de la compra de las personas. ¿Podemos culpar a la falta de tiempo de no alimentarnos como deberíamos?
Tenemos una parte de responsabilidad por no informarnos bien. Hay una encuesta que dice que los españoles ven la televisión cuatro horas al día. Sí hay tiempo para cocinar pero ha de ser una prioridad. Hay productos preparados como lechuga en bolsa, verdura congelada o en conserva como la alcachofa… ¿coger un plátano en lugar de bollería quita mucho tiempo? El mercado nos ofrece productos para comer bien sin invertir mucho tiempo en la cocina. Hay que querer, informarse y cambiar hábitos pero hay que acostumbrarse.
.- El título de tu próximo libro, Vegetarianos con-ciencia, nos deja intuir toda una serie de herramientas para ayudarnos a vivir con más salud gastronómica. ¿Qué hacemos si nos cuesta abandonar el consumo de carne y pescado?
Ser vegetariano o no es una decisión personal. Nadie tiene que pretender que lo sea o que lo deje de ser, el respeto va en los dos sentidos. La gente es vegetariana por razones que van más allá de la salud. No tengo que animar a nadie a ser vegetariano sino dar el mejor consejo posible a los que lo son, lo quieren ser o se interesen en ello. Pero hay que recordar que los problemas a los que se enfrentan los vegetarianos son los mismos que los de toda la sociedad: exceso de sal, exceso de azúcar, harinas refinadas y sedentarismo.
.- ¿Qué papel tienen las verduras en una alimentación saludable?
El principal. Son el protagonista. No hay alimentación saludable sin verduras salvo que seas un esquimal, por motivos obvios. No es posible una alimentación saludable sin verduras. Podemos negociar la fruta, la carne, el pescado pero no la verdura. Tiene que ser la base de la dieta.
.- Todavía hay mucha gente a la que le cuesta incorporar la alcachofa a sus menús, ¿qué recomendación les darías?
La alcachofa tiene un sabor marcado y da trabajo prepararla si la compras fresca, esos son los dos inconvenientes. Pero la alcachofa congelada o en conserva es una buena opción. Si el sabor es lo que produce rechazo, no hay que descartarla porque una vez no nos gustó. Tiene muchas posibilidades y ese sabor da un valor especial a los platos. Si la estamos probando por primera vez no tendría que ser el elemento principal del plato sino un acompañamiento. Y luego ir aumentado su presencia. Y siempre que sea local.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR